Bricolajemanualidades

Como hacer un ascensor eléctrico casero

De nuevo os traemos un post, para manitas y gente creativa. Como en ocasiones anteriores, la cosa va de electricidad y en esta ocasión os propongo realizar un ascensor eléctrico casero. El contenido del post está enfocado a realizar una maqueta. Cada uno de vosotros podrá adaptarlo a sus necesidades. Eso sí, a mayor prestación, más calidad tendréis que invertir en los materiales.


MATERIALES

 

  • Tres trozos de madera para construir el soporte de la cabina. Una de 7 cm de ancho por 26 cm de largo; y dos maderas de 7 x 8,8 cm
  • Pistola de silicona caliente y silicona; o pegamento
  • Un calvo
  • Dos palos de helado
  • 2 alambres de 26 cm cada uno
  • motorreductor
  • hilo fino
  • dos pilas

PRIMER PASO: CONSTRUCCIÓN DE LA ARMADURA

Las medidas de todas las maderas que vamos a emplear para la construcción de la maqueta o prototipo del ascensor eléctrico casero, son las siguientes:

ascensor electrico casero

El primer paso será construir la armadura de nuestro ascensor eléctrico casero. Tomamos una de las tablas de 7×8,8 y la pegamos a la tabla de mayor tamaño. Haciéndolas coincidir por el lado que son iguales (el de 7 cm); hacemos el mismo trabajo con la otra tabla. Podemos utilizar cualquier pegamento o la silicona caliente.


SEGUNDO PASO: CONSTRUCCIÓN DE LA CABINA

Para construir la cabina del ascensor eléctrico casero, necesitaremos 5 maderas de las dimensiones siguientes:

  • 2 maderas de 5,5 x 5,5
  • 2 maderas de 5 x 7
  • 1 madera de 5,5 x 7

Tomamos las maderas y las vamos uniendo con pegamento o silicona caliente, formando una especie de cajón.


TERCER PASO: CONSTRUCCIÓN DE LA POLEA

Para construir la polea, emplearemos dos trozos de madera circulares de 4,6 cm de diámetro y uno de 3,3 cm de diámetro. El círculo pequeño quedará entre los dos grandes, a modo de sándwich. Los unimos con pegamento o silicona caliente y previamente los habremos perforado.

El soporte de la polea lo conformaremos con dos trozos de madera de  5,3 x 1,5 cm. Medimos desde un extremo y marcamos en 3,5 cm en los dos trozos. Para el  eje de la polea utilizaremos un calvo. Perforamos los dos trozos de madera que harán de soporte de la polea, pero teniendo en cuenta que el clavo entrará por ese orificio y no debe quedar ni muy fijo ni muy holgado.

 

Introducimos el calvo en la polea y rellenamos el espacio con silicona, para que no tenga holgura. Seguidamente colocamos el soporte  a ambos lados de la polea.


CUARTO PASO: ENSAMBLAJE DEL ASCENSOR ELECTRICO CASERO

En la armadura del prototipo de ascensor eléctrico, en la tabla de 8,8 x 7 cm, haceos una marca a 3,5 cm de la parte trasera y practicamos un orificio.  Fijamos el conjunto de la polea de nuestro ascensor eléctrico casero de tal forma que la cuerda de la polea pase por el orificio realizado anteriormente. Para ello utilizamos pegamento o silicona caliente.

A dos palitos de helados, le hacemos un orificio en el extremo y los cortamos. Por tanto obtenemos cuatro piececitas como la de la figura.

Necesitaremos dos alambres de menor grosor que el agujero que hicimos en los palitos de helados y de 26 cm de largo. Estos serán las guías de la cabina. En la cabina del ascensor eléctrico casero, marcamos por ambas caras (parte superior y parte inferior) y en ambos lados. Las marcas deben estar centradas y equidistantes, para que el movimiento de la cabina sea continuo.

Metemos por los agujeros los alambres y para fijarlos a la armadura, colocamos la cabina horizontal, para que sea más fácil pegarlos. Ponemos debajo una madera que separe la cabina de la armadura, de manera que cuando seque el pegamento de los alambres, la cabina no roce con la armadura. Para comprobarlo, quitamos el trozo de madera y comprobamos que desliza. Si no es así, tenemos volver a hacerlo.


QUINTO  PASO: LA PARTE ELÉCTRICA

Necesitaremos un motorreductor como el de la figura:

Lo pegamos en la parte de atrás de la armadura del ascensor eléctrico casero.

Tomamos un hilo fino (puede ser un hilo de sedal) y lo pegamos al techo de la cabina. Lo pasamos por el orificio que hicimos junto a la polea y por la polea misma. Lo llevamos hasta el eje del motorreductor, al cual fijaremos. Tenemos que tener la precaución de que cuando fijemos el hilo al eje del motorreductor, la cabina tiene que estar en la parte baja de la armadura. El suministro de energía al motor lo haremos con dos pilas de 1,5 V conectadas en serie y dos cables.

Una vez que vemos que funciona, ya tenemos acabado el prototipo de ascensor eléctrico casero. Ya solo nos queda pintarlo y decorarlo a nuestro gusto. Para subir la cabina, los cables estarán en una posición y para bajar, en la posición inversa. Si queremos que este proceso de subida y bajada sea más perfecto, utilizaremos un circuito puente H, como el que aparece en el vídeo y así solo tendremos que presionar un botón para la subida y otro para la bajada.

Ni que decir tiene que esto es un prototipo de ascensor eléctrico casero. Si queremos subir objetos más pesados, necesitaremos emplear materiales más resistentes y también de mayores dimensiones. Un ejemplo que se me ocurre sería el de subir objetos desde nuestra casa, hasta la azotea.

 

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close