Curiosidades

Los médicos quedaron sin palabras al ver la ecografía.

En la República Checa, en la ciudad de Milovice, allá por el año 2013, los médicos quedaron sin palabras al ver la ecografía de una joven , Alexandra Kinova , que esperaba con alegría un nuevo hijo. Pero a medida que el embarazo iba progresando, las sorpresas se fueron sucediendo. Esto es lo que sucedió:

LA PRIMERA NOTICIA

Alexandra

Cuando Alexandra Kinova sospechó que podía estar embarazada, asistió al médico para que le recetaran las pertinentes pruebas de embarazo. En efecto, lo estaba. Este era su segundo embarazo. Del primero tienen ya un niño. El embarazo transcurría con la alegría y las ganas de dar la bienvenida al nuevo miembro de la familia.

A los pocos meses de embarazo, Alexandra acudió al hospital a realizarse una ecografía para conocer el desarrollo de su bebé. La sorpresa fue enorme cuando el ginecólogo le anunció que tenía dentro de su útero gemelos. Esta sorpresa se convirtió en alegría, ya que la pareja siempre quiso tener 3 hijos.

En el siguiente control del embarazo, el médico volvió a darles una nueva noticia. Pero en esta ocasión, la pareja no estaba preparada. En la nueva ecografía aparecían trillizos. Esta vez, Alexandra no pudo contenerse y rompió a llorar.

El embarazo continuó y nuevamente Alexandra vuelve a realizarse otro control ecográfico. Y la sorpresa vuelve a producirse. Los médicos descubren que en el interior de Alexandra se pueden observar no tres, sino cuatro fetos. Pero aún quedaba una sorpresa, ya que definitivamente Alexandra estaría embarazada de 5 criaturas.

EL DÍA DEL PARTO

Durante el mes de julio de 2013, los 5 hijos de la pareja, Alexandra y Antonin, decidieron venir al mundo. La tarea de dar a luz se presentaba difícil, ya que se trataba de un parto múltiple. El resultado final fue de  cuatro niñas y una niño. No hubo más remedio que practicar  cesárea, puesto que para este tipo de partos es lo más recomendable.

El esposo, Antonin, recibió la noticia de que su esposa se trasladaba al hospital, estando en el trabajo. Se apresuró  a coager el tren y dirigirse hacia el hospital. El tren llevaba retraso y Antonin empezó a llorar, pensando que no podría asistir al maravilloso evento. No fue así, llegó a tiempo.

UN HECHO INSÓLITO

los 5 bebés

La prensa del país se hizo eco de la noticia. Nunca en la República Checa se había producido un parto de estas características y de forma natural, sin necesidad de recurrir a la fecundación in vitro. El hospital de Milovice se llenó de cámaras y reporteros.

Los padres decidieron los siguientes nombres para sus hijos: Deniel, Michael, Alex, Martin y Terezka

Los padres de estas cinco criaturas habían planificado formar una familia con tres hijos, pero el destino caprichoso quiso que fueran algunos más. Hoy por hoy, no lo cambiarían por nada del mundo.

Estadísticamente, la posibilidad de un embarazo de quintillizos es de 1 entre 47 millones y la posibilidad de que todos sobrevivan, aún menor. Por lo tanto estamos ante un hecho insólito que podíamos nombrar como milagroso.

 

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close